Juan Luis Conde, El largo aliento